Inicio | Quiénes Somos

Desde que en 1923 Miguel Mateu adquirió el Castillo Perelada, tres generaciones de la familia Suqué Mateu han trabajado para construir una oferta de gran personalidad capaz de satisfacer los gourmets más exigentes.

QUIÉNES SOMOS

En primer lugar se trataba de demostrar que las privilegiadas condiciones geoclimáticas del Empordà, gracias a su cercanía al Mediterráneo y a la extraordinaria heterogeneidad de sus suelos, eran adecuadas para obtener vinos elegantes, con estructura y de marcada personalidad. Hoy los más exigentes paladares avalan la labor realizada y colocan en sus cuadros de honor los vinos de Castillo Perelada.

Tras unos primeros años de producción de vinos tranquilos, se empiezan a elaborar también vinos espumosos. En poco tiempo, el entonces llamado Champagne de Perelada adquiere un gran prestigio del que sigue difrutando en la actualidad, amparado por la D.O. Cava.

A finales de los años sesenta, y a iniciativa de Arturo Suqué, yerno de Miguel Mateu, se inicia la elaboración de vinos de aguja. Dos de ellos, Blanc Pescador y Cresta Rosa, se han consolidado entre los vinos más vendidos de nuestro país.

Actualmente Javier Suqué, nieto del fundador, es el encargado de mantener vivo ese espíritu de aunar tradición y modernidad que siempre ha caracterizado a las bodegas del Grupo Perelada. También ha liderado la apuesta por la reconocida D.O.C. Priorat, con la creación del nuevo proyecto Casa Gran del Siurana.

La comercialización de los vinos y cavas del Grupo Perelada y la evidencia de que los consumidores cada vez más desean probar cosas nuevas y singulares, llevaron a la creación de una distribuidora, Perelada Comercial, cuya mayor ambición es ofrecer una gama de gran prestigio: todas las marcas propias del Grupo Perelada, por supuesto, pero además una selección de marcas no propias de vinos, destilados, bebidas no alcohólicas y productos de alimentación cuyo común denominador es la calidad.

Esperamos que la composición de este catálogo, en el que hemos trabajado con toda nuestra ilusión, sea de su agrado.